Artículos
viernes 24 de agosto, 2018 | Arquitectura, BIM, claves, Internacionalización, Uruguay

Por Arq. Sebastián Sanabria

 

Para una economía pequeña como la uruguaya es de vital importancia el acceso a los mercados externos.

 

En los últimos años la economía se ha desacelerado y se han desplegado muchas medidas orientadas a mejorar la distribución del ingreso a través de múltiples acciones, como  la introducción de un IRPF progresivo, mayores aumentos a los menores salarios, inclusión masiva al FONASA o los programas del MIDES [1]

 

Si bien estas medidas sin lugar a dudas han mejorado las condiciones de vida de un sector importante de la población que se encontraba en situación de emergencia, requieren una creciente necesidad de recursos, que ha desembocado en un aumento de la carga tributaria, afectando la competitividad.

 

Para lograr retomar dicha aceleración, al menos a nivel de los mercados internacionales, existen herramientas que incentivan y desarrollan la exportación de servicios como es el artículo 220/98 el cual permite la exoneración del IVA.

 

De acuerdo a cifras de la agencia Uruguay XXI las exportaciones de servicios crecieron 16% desde 2013. Este dato no nos toma por sorpresa, teniendo en cuenta que en nuestro país existen profesionales altamente capacitados, que dominan varios idiomas y cuentan con una cultura adquirida de esfuerzo y responsabilidad.

 

Estas características de nuestro capital humano son necesarias para lograr internacionalizarse de manera exitosa, pero no suficientes. Por ese motivo nos gustaría compartir 3 componentes claves que, si se trabajan correctamente, permiten saltar la valla mínima de aceptación de los clientes internacionales. Estos son: calidad, capital humano e I+D.

  1.   Calidad

 

Para exportar servicios y encontrar un espacio de crecimiento en este mercado altamente competitivo es necesario conocer a quien me dirijo. Identificar mis clientes, cuáles son sus objetivos, qué valor puedo crear y cómo voy a hacerlo. Una vez identificados estos puntos debemos adaptar nuestra propuesta de valor, generar un “traje a medida”.

 

En construcción virtual frecuentemente el objetivo de nuestros clientes es reducir costos y aumentar productividad, pero sin perder calidad. Por esto es necesario generar sistemas de gestión de calidad y mejora contínua, para poder garantizar el nivel requerido en sus trabajos, mientras se enfocan en su negocio principal.

 

En Estudio ESE. implementamos un sistema de gestión de calidad, el cual denominamos EPS por sus siglas en inglés (sistema de producción ESE) en el que se organizan los plazos, los hitos, los roles y responsabilidades de cada integrante, estrategias de análisis y control de calidad, estrategias de implementación, formas de comunicación e intercambio, entre otros.

 

  1.   Capital Humano

 

El mundo moderno requiere de recursos humanos cada vez más preparados. Por lo tanto gestionarlos de forma adecuada es clave. Esta posiblemente sea la tarea más compleja, al menos en nuestra organización.

 

En Estudio ESE  tenemos como objetivo prioritario diseñar un modelo de relaciones laborales moderno, basado en la confianza y la cooperación, así como en el equilibrio de las partes. Buscamos formar equipo, que las personas que nos acompañan trabajen como tal, e invertir en el desarrollo profesional de todos a través de capacitaciones e instancias de intercambio.

Además consideramos importante aprender a delegar inteligentemente, confiar en los integrantes del equipo y detectar sus diferentes potenciales; tener un organigrama claro donde cada integrante comprenda la estructura y funciones de sus compañeros; valorar el esfuerzo y recompensar este con diferentes beneficios (monetarios, tiempo libre, diversidad de proyectos y tareas); así como también el generar una cultura empresarial consistente y un clima laboral sostenible.

  1.   I+D

En un mundo en el que todo se mueve rápido, con cambios permanentes en las necesidades de los clientes y en los hábitos; la investigación y desarrollo es una competencia determinante para acceder a mercados sofisticados y es la base del crecimiento sostenible de una empresa que apunta a la exportación de servicios.

Nos podemos cuestionar cómo gestionar la investigación y desarrollo en empresas de construcción virtual. En Estudio ESE comenzamos creando la figura de innovation manager quien tiene a cargo el  área de I+D y lleva a cabo procesos de vigilancia tecnológica, investigaciones, exploraciones y pilotos. Con este rol buscamos estar atentos a lo que se viene, además de detectar tendencias y mejoras que podamos implementar en nuestros proyectos actuales y futuros.



  1. Aportes para una agenda de mejora “La competitividad y el desarrollo de Uruguay”.