Últimas novedades

						array(4) {
  [0]=>
  array(24) {
    ["ID"]=>
    int(1282)
    ["post_author"]=>
    string(1) "2"
    ["post_date"]=>
    string(19) "2020-02-11 15:24:40"
    ["post_date_gmt"]=>
    string(19) "2020-02-11 15:24:40"
    ["post_content"]=>
    string(20522) "

Los beneficios de la implementación de la metodología BIM son potencialmente inmensos. Sobre todo cuando se alcanza lo que dentro de la industria se conoce como "Nivel 2 de madurez”, es decir, cuando la realización de los modelos tridimensionales va más allá de fines puramente visuales. Se les incorpora la dimensión “información” y se realizan para lograr objetivos como: tener activos coordinados, aumentar la eficiencia productiva, aumentar la calidad del producto terminado y cuidar el medio ambiente mediante el trabajo en un entorno colaborativo.

Esta metodología permite gestionar elevados volúmenes de información asociados a los gemelos digitales de componentes físicos reales algo que antes, usando otros procesos, no era posible.

Sin embargo, el aumento de información por sí mismo no asegura mejores resultados, ni cumplir con los objetivos mencionados. Es clave entender que la información debe gestionarse profesionalmente, con procesos, manuales y protocolos. Si no se conoce la precisión y la integridad de los datos, puede suceder que estos sean contraproducentes y traigan más problemas que soluciones. En ese escenario los errores aumentarían en lugar de disminuir.

Por lo tanto, tan importante como la implementación de la metodología, es el aseguramiento de la calidad. La información integrada en los componentes virtuales debe de estar validada y ser suficiente para responder a los objetivos para los cuales se crean los modelos. Para la metodología es igual de negativo trabajar con modelos con poca información y precisión, que con aquellos con excesiva y sobrecargados de definiciones.

Considerando los dos extremos, el primer escenario produce modelos que no logran responder a los usos para los cuales fueron diseñados, mientras que el segundo puede entorpecer la manipulación y la gestión. El peso de los archivos es crítico para un correcto funcionamiento, especialmente cuando se alojan los modelos en la nube, tanto sea para trabajar de forma colaborativa como para la gestión.

¿Cómo podemos garantizar la calidad de los modelos y sus componentes?

En ESE, tenemos un equipo de especialistas en control de calidad que se encargan de asegurar la integridad de los contenidos que generamos. Este equipo de profesionales tiene como principal objetivo asegurar que los modelos vayan transitando sanamente las diferentes etapas del proyecto. Verifican que los componentes vayan incorporando la información necesaria para responder a las diferentes fases y usos para los cuales fueron diseñados.

La arq. Natalia Olivera, socia y COO de ESE, es la encargada de diseñar los procesos y las herramientas que serán ejecutadas por el área de calidad. A continuación les presentamos un fragmento del mapa de procesos de revisión para un modelo cuyo uso será la coordinación 3D en etapas de diseño y construcción.

 

Planilla de usos BIM y su codificación según etapa (códigos de usos no normalizados, exclusivos para ESE).

 

Diagrama de proceso diseñado para uso interno en ESE.

 

Algunas de las herramientas que el equipo utiliza para optimizar estos procesos de revisión y comunicación son: Solibri, BIM Collab, BIM Track, Navisworks, Design Review y los propios softwares de producción, como Revit y Archicad. A continuación destacamos tres temas que son claves para asegurar la calidad durante el desarrollo de los proyectos.

 

1.Verificar los estándares y requerimientos

En este artículo se habla de propiedades dentro de un modelo BIM, no es la intención enfocarse en los procesos que producen ese modelo. Los procesos y protocolos son activos de la organización, imprescindibles para alcanzar óptimos rendimientos y elevados niveles de calidad, pero no se desarrollará sobre estos en esta oportunidad. Se entiende entonces que ya están incorporados en la organización cuando se realizó la implementación BIM inicial.

En el inicio del proyecto, se debe definir un BIM Execution Plan (BEP) en el que se establecen lineamientos generales, no solo para el vínculo entre oferente y mandante, sino para la interacción de los actores involucrados en el proyecto y los intercambios de información. Estos lineamientos son el primer paso para garantizar la calidad de la metodología.

Definiciones como los actores responsables, el entorno común colaborativo (Common Data Environment), la estructura lógica, la estructura de archivos, las coordenadas, los códigos, los usos y objetivos BIM, entre otras, son imprescindibles para lograr un proyecto exitoso.

Todas las definiciones establecidas en el BEP deberán estar siempre presentes a la hora de revisar la validez de los modelos. Una buena práctica es que aquellos responsables de la calidad, tengan el BEP impreso, o fácilmente accesible, ya que deberán estar consultándolo de forma permanente para no perder el norte de los esfuerzos a realizar tanto en producción como en calidad.

En un segundo nivel aparece la definición de los manuales y protocolos. Estos establecen una serie de requerimientos y objetivos parciales, cuyo cumplimiento permitirá obtener proyectos que cumplan los objetivos trazados. En general, estos activos son desarrollados internamente por la empresa oferente, encargada de realizar la construcción virtual. La empresa suele tener una biblioteca de templates con estos archivos, de modo de utilizar el idóneo para los objetivos trazados y estos a su vez se vinculan con una biblioteca de “checklists”. Estas listas de revisión, se incorporan a las herramientas que tiene a disposición el equipo de calidad.

Un ejemplo de protocolo es el conocido como “naming convention”, el cual se refiere a la nomenclatura de todos los activos que componen al proyecto: nombre del modelo federado y sus modelos referidos, de los componentes, de las plantillas y planillas, etc.

Algunos otros protocolos que utilizamos en ESE son:

  • Cuadro de mando de estrategias
  • Protocolo de modelado general
  • Manual para el uso del CDE
  • Protocolo para el uso del Design Review
  • Diccionario DWF
  • Protocolo de creación de familias
  • Protocolo de creación de detalles

Los protocolos y manuales de trabajo, son los que convierten a la construcción virtual en un proceso significativo y rentable. Vinculan las expectativas del cliente, con las guías para el equipo de producción y con las definiciones que debe controlar y monitorear el equipo de calidad. Son la base para un proyecto exitoso.

También debemos de tener en cuenta otros tres aspectos muy importantes en cuanto a estándares y requerimientos; por un lado el de la veracidad del modelo en base a las referencias que se van a tomar como punto de partida. Se puede partir de dibujos a mano, de gráficos de construcción creados en alguna plataforma CAD, de esquemas, o de cualquier otro insumo. Lo fundamental aquí es ser preciso con respecto a la información recibida y que esto se refleje en el modelo resultante.

Como segundo punto algo que es clave en el manejo de las herramientas informáticas y puede parecer obvio, pero no siempre lo es: hacer un adecuado seguimiento y tomar las decisiones correctas en lo que tiene que ver con los mensajes de alerta emitidos por el software que estamos utilizando. En la práctica, esos carteles resultan “molestos” y el usuario inexperiente tiende a cerrarlos sin prestar atención. Los softwares BIM son inteligentes y esos avisos suelen hacer advertencias importantes en función del comportamiento paramétrico de los activos. Si estos problemas no se atienden a tiempo, pueden generar un efecto que a la larga impida tener modelos sanos. Incluso pueden obligarnos a tener que cambiar elementos que ya se habían cerrado. Para evitar conflictos, es importante administrar bien estos mensajes de alerta.

Por último, la definición y el manejo del nivel de detalle o LOD. En la planificación del proyecto en algún momento corresponde establecer un LOD para trabajar. Este LOD se ajusta en base a los objetivos del modelo y debe ser respetado. Como ya se mencionó, no es conveniente excederse con el detalle y la información, ni tampoco que haya ausencia de esta. Las dos situaciones son contraproducentes, aunque un usuario desprevenido pueda pensar que siempre es mejor tener más información. Agregar más información puede distorsionar los tiempos de desarrollo y complejizar inútilmente el modelo. Si algunos elementos necesitan más cantidad de información, y un tratamiento diferente, ese manejo excepcional debe formar parte de la estrategia general de abordaje.

 

2. Verificar la integridad del modelo

Cuando se trabaja con una metodología BIM, la información no solamente es importante, sino que abunda. El exceso de información, puede ser igual o más contraproducente que la escasez. Por eso es importante pensar cuánta y qué información es relevante para los objetivos del proyecto. Hay determinados datos, algunos geométricos y otros lógicos, que se van a agregar a medida que se avanza en el ciclo de vida del proyecto y son fundamentales para lograr que el modelo se comporte de manera inteligente y paramétrica, de modo de evitar el trabajo repetitivo, las incertidumbres y los errores. Por ejemplo, son claves las vinculaciones entre los muros, niveles, losas, pisos, techos, cielorrasos. No necesariamente que todos se vinculen entre sí, sino que lo hagan de forma inteligente en base al funcionamiento del proyecto. Un caso claro es el del muro que está vinculado al pavimento que contiene la terminación interior, de forma que al modificar uno de los objetos, el otro acompañe ese cambio. Algo similar puede pasar con los muros y los niveles de proyecto o los techos (según lo que sea más conveniente para el proyecto puntual). Es una buena práctica utilizar reglas para la construcción de los modelos, es decir, generar programación dentro de los activos de modo que a partir de ciertas acciones se produzca de forma automática otra acción o una respuesta.

Hay elementos de referencia, planos, niveles, grillas, coordenadas locales, coordenadas geográficas, que deben ser gestionados con un buen criterio para que el modelo cumpla con sus objetivos de manera óptima.

Analizando el modelo en corte, en perspectiva real o en isométrica, se puede verificar si la coordinación entre los componentes está bien trabajada. La estructura con la albañilería por ejemplo, o la sanitaria con la estructura, en fin, la coordinación entre diferentes especialidades o subcontratos.

3.Verificar el ecosistema del archivo

Planillas o tablas

Las planillas ayudan a organizar y analizar la información lógica del modelo BIM. En muchos casos, visualizar las propiedades de los elementos de determinada categoría a través de estas planillas, a las que incluso se puede aplicar filtros para tener una mejor y más despejada lectura, es una forma práctica y eficiente para detectar información faltante o errada. Si un modelo BIM no tiene suficientes planillas creadas, parece lógico pensar que sus datos pueden no ser del todo fieles a la realidad constructiva. Las planillas incluso están vinculadas con el punto anterior, en lo que tiene que ver con la integridad del modelo.

Navegador de proyecto

Independientemente de qué software BIM se utilice para crear los modelos, el navegador de proyectos (la ventana que organiza las distintas vistas) tiene que estar organizado de forma inteligente. Vistas, láminas, planos, planillas y demás componentes, no solo tienen que tener una nomenclatura coherente, sino también una estructura inteligente. Van a existir también vistas de trabajo, que permiten manipular la información del modelo BIM, sin correr riesgo de afectar a las vistas que se muestran en las láminas de presentación, que cumplen con ciertos estándares para lograr el mejor resultado visual.

Un navegador de proyectos caótico, es una clara señal de que la metodología no se está aplicando y aprovechando de forma inteligente o de que el modelo no tiene el grado de madurez necesario.

Organización general

La calidad debe de ser un compromiso de todos los actores, es por ello que es crítico que desde el incio los modeladores sean ordenados y respeten la lógica constructiva al crear componentes, tengan en cuenta la estructura de propiedades y la clasificación de información.

Los modeladores deben trabajar como la primera barrera de prevención de errores o detección de falta de información.

Una estrategia para que esto suceda, es incorporar checklists no solo al equipo de calidad, sino también al equipo de producción. El modelador debe entonces de hacer una primera revisión de su trabajo y completar la checklist de producción antes de liberar su trabajo para que sea puesto en la cola de control.

Yendo específicamente a los componentes que se utilizan en los proyectos, elementos de equipamiento o puertas, ventanas, etc., es importante tener en cuenta que no siempre agrega valor usar un modelo oficial del fabricante. Puede suceder que una empresa o marca tenga sus productos desarrollados en BIM y prontos para ser descargados por usuarios, sin embargo, es imprescindible validar la calidad de esos componentes antes de utilizarlos. Muchas veces los fabricantes de insumos para la construcción agregan a sus modelos mucho detalle geométrico, o muchos parámetros personalizados que no son relevantes generandose exceso de bytes de información.

Si el componente se repite reiteradas veces en el proyecto, puede aumentar el peso del archivo y complejizar la manipulación y los tiempos. En otros casos, editar los parámetros relevantes de un componente, eligiéndolos de una lista interminable, se hace tedioso. Es por esto que, por el grado de madurez de la industria, por el momento en ESE preferimos tener una biblioteca propia de componentes, con un nivel de detalle definido y una lista de parámetros relevantes que manipulamos con facilidad. De todas formas, compartimos para el futuro la visión de un ecosistema OpenBIM y bibliotecas nacionales, regionales o incluso globales.

 

Herramientas para control de calidad

El control de calidad es un proceso dinámico, que acompaña las diferentes etapas del desarrollo del proyecto. Para llegar a un proceso de control que logre un buen ritmo, también debe reducirse la improvisación y evitar métodos “artesanales”. Enumeramos a continuación tres puntos importantes.

Automatización

Cuando hablamos de automatización englobamos varios conceptos que, principalmente, apuntan hacia el aprovechamiento de las herramientas que cada software involucrado tiene para evitar la revisión manual y minimizar la repetición, tanto en el trabajo como en el control posterior.

También en este caso, la automatización es más importante en el proceso que en el resultado. Sin embargo en el modelo que queda como producto final, es posible encontrar indicios del uso de estas herramientas.

Plantillas / Definiciones de vista

Otro punto importante dentro de la automatización de los procesos, para llegar a un razonable nivel de productividad, es el manejo de las plantillas de vista. Para la revisión y análisis de la calidad, resulta muy eficiente utilizar diferentes filtros o sobrescripciones gráficas que permitan visualizar rápidamente diferentes características de los componentes. La ventaja de crear una biblioteca de estas plantillas para el control de calidad, es que se invertirá el tiempo una vez y luego se podrán cargar en los proyectos futuros. Generándose así un ciclo virtuoso de eficiencia.

Detección de interferencias

A medida de que el modelo BIM se carga de información y componentes, se hace imposible revisar en forma puramente visual que los diferentes componentes de todas las disciplinas estén correctamente coordinados y no se generen conflictos. La detección de interferencias es una herramienta fundamental con la que los propios softwares analizan y detectan las colisiones entre los diferentes componentes del modelo y muestran su ubicación para poder evaluar la situación y decidir cómo corregirlas.

En ESE utilizamos Navisworks, BIM Track y Solibri para trabajar con las interferencias. Por lo general, no utilizamos los propios softwares de modelado, ya que de esta otra forma generamos una mejor trazabilidad y comunicación con los clientes.

El servicio de coordinación virtual es el que ha tomado mayor relevancia en las primeras décadas de la metodología. Sin embargo, hay que ser cauteloso, pero sobre todo criterioso en el uso de la teconología para esto. Los softwares de detección van a detectar todos los contactos que haya entre las diferentes disciplinas, pero esto NO quiere decir que todos sean problemas. Es trabajo del técnico gestionar esta información de forma adecuada, otorgando al cliente la información relevante.

En los últimos proyectos que hemos participado, en el primer análisis de interferencias los softwares otorgaron entre 2500-3000 conflictos. Luego de la evaluación de nuestros técnicos, lo realmente importante a transmitirles a los clientes eran menos de 20-30 grupos de problemas. Este es el valor agregado que la BMO (BIM Manager Office) debe otorgar.

¿Cómo se lograr convertir 2000-3000 conflictos a 20-30 grupos de problemas?

Pensamiento constructivo. Los planos desde los que se crean las instalaciones de mecánica, eléctrica, incendio y sanitaria por lo general son esquemas, mientras que los de arquitectura y estructura se asemejan más a la realidad. Por tanto, saber cómo se va a construir a partir de un esquema es clave para no mencionar problemas que en la práctica no existirán.

Agrupaciones por tipo de solución. Muchos conflictos se pueden resolver mediante la propuesta de una misma solución, por tanto, todos los conflictos que se resuelven con la misma indicación o detalle se pueden agrupar.

Categorización. En ESE categorizamos los problemas según la prioridad (crítica, alta, media o baja). Esta agrupación depende de la complejidad de la solución que será necesaria para resolver el conflicto. No es lo mismo adecuar el recorrido de una instalación de abastecimiento que una de desagües. No genera el mismo impacto en el proyecto el movimiento de la instalación de ductos de extracción, que el movimiento de componentes estructurales.

 

Conclusión

En ESE trabajamos cada día sabiendo que estas referencias de calidad son medulares para lograr que la industria de la construcción de el salto cualitativo que necesita. Para esto es clave aprovechar las oportunidades que la tecnología brinda hoy, pero no simplemente por y para probar algo nuevo. El desafío es trascender la tecnología, usarla de forma inteligente para modificar los procesos que van más allá de ella y benefician a la disciplina toda. La meta está en lograr mayor productividad, mayor eficiencia, produciendo así mejores edificios, mejores ciudades, y en definitiva, una mejor calidad de vida para todos.

En un mundo digital, la construcción virtual es construcción real. Eso es BIM. Eso es lo que hacemos.

" ["post_title"]=> string(52) "3 claves para distinguir la calidad de un modelo BIM" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "3-claves-para-distinguir-la-calidad-de-un-modelo-bim" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-04 13:57:14" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-04 13:57:14" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(33) "http://estudioese.com.uy/?p=1282/" ["menu_order"]=> int(1) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> array(24) { ["ID"]=> int(1273) ["post_author"]=> string(1) "2" ["post_date"]=> string(19) "2019-12-14 12:17:29" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2019-12-14 12:17:29" ["post_content"]=> string(24676) "

¿Qué es BIM?

BIM es un acrónimo de Building Information Modeling. Se habla mucho últimamente sobre BIM en la industria de la construcción, tanto a nivel local como internacional.

BIM no es algo que haya aparecido recientemente. El nacimiento del concepto de BIM tiene ya varias décadas, pero para poder implementarlo en la práctica, hacía falta una evolución de las herramientas informáticas y los sistemas de conectividad. Desde hace algunos años, esa evolución se concretó. Por eso BIM nació hace tiempo, pero está creciendo ahora.

A menudo, BIM es considerado simplemente un software, o solo un modelo 3D digital del edificio, o solo una herramienta que nos permite manejar el edificio como una base de datos. BIM suele ser etiquetado como una herramienta informática nueva, que viene a reemplazar a la anterior. Por eso es importante intentar definir un panorama más global, salir de la visión parcial para evitar que el árbol nos impida ver el bosque.

BIM es una metodología de trabajo que permite que todos los actores involucrados en el proceso de ideación, proyecto, construcción, operación y mantenimiento del edificio, tengan acceso a la misma información extraída de un único archivo, que contiene la versión digital completa del futuro edificio real. Este acceso se da a través de una plataforma que integra diversos software, procesos y herramientas, en un ambiente colaborativo, en donde todos los actores pueden trabajar simultáneamente.

Dentro de esta metodología, no solamente están involucrados procesos informáticos. Muchos aspectos claves dentro de ella dependen de procesos, protocolos y contenidos que hay que definir dentro de y para el equipo de trabajo.

En nuestro caso específico en Estudio ESE contamos con una estructura importante que acompaña los procesos puramente informáticos, como por ejemplo:

  • Una plataforma de contenidos audiovisuales para la formación de capital humano, que tiene dos grandes objetivos: primero, asegurar un nivel mínimo de conocimientos de los profesionales que se integran a los equipos de trabajo. Segundo, permitir que el profesional entre en un proceso de formación continua, para crecer a nivel laboral, incorporando conocimiento nuevo. 
  • Manuales y protocolos definidos, que establecen procesos de trabajo claros, optimizando recursos.
  • Plataformas de gestión que aseguran una correcta organización general y un seguimiento de las tareas.
  • Plataformas de colaboración, que no solamente permiten la colaboración a nivel interno, sino una comunicación optimizada con subcontratos y empresas externas.

A diferencia de CAD, BIM reproduce el proceso real de construcción. Un verdadero modelo BIM consiste en los equivalentes virtuales de los componentes constructivos y distintos objetos que se utilizan para construir el edificio. Estos elementos tienen asociadas todas las características de sus contrapartes reales. El modelo BIM es el gemelo digital del futuro edificio real. A partir de él, podemos trabajar en la visualización 3D, gestionar cambios y datos, o hacer una simulación del funcionamiento del edificio para entender su comportamiento en un entorno digital, antes de que se inicie su construcción real. Con esta aproximación integrada del modelo, BIM no solo mejora significativamente la productividad, sino que permite lograr proyectos mejor coordinados, abriendo el camino para que el proceso de construcción esté basado en un único modelo actualizado y con toda la información necesaria, sin depender de planos y múltiples archivos que tal vez contengan información contradictoria.

También es importante tener en cuenta que a través del modelo BIM, podemos gestionar todo el ciclo de vida del edificio, no solamente las etapas de diseño y construcción. De hecho, a nivel internacional, están apareciendo ejemplos de modelos BIM que se generan para edificios que ya están construidos. Esto se debe a que si bien estos modelos permiten un ahorro importante a nivel de recursos económicos en las etapas de diseño y construcción, el ahorro en las etapas de operación y mantenimiento es mucho mayor todavía. Se habla de que el ahorro económico en las etapas de operación y mantenimiento (dependiendo de la cantidad de años durante los cuales el edificio esté en operación) se multiplica por 20 y hasta por 60 con respecto a las etapas de diseño. Viéndolo de otra manera, cada dólar invertido en las etapas tempranas de diseño, puede multiplicar hasta por 60 su valor en las etapas de operación.

 

¿Cuál es el impacto inmediato en la industria de la construcción?

Si bien todo lo que ya hemos hablado afecta nítidamente a la industria de la construcción, vamos a abandonar un poco la órbita conceptual, y enfocarnos un poco más en la práctica y los aspectos operativos.

El sector de la construcción, a nivel global, ha llegado hasta nuestros días sin haber logrado integrar los avances tecnológicos, de innovación y de gestión de forma eficiente. Sus niveles de productividad y competitividad no le han permitido acompasarse con las demás ramas de la industria. Por eso BIM representa un cambio, pero sobre todo, una oportunidad.

Vamos a presentar algunos datos para ilustrar esta situación.

La industria de la construcción normalmente es percibida como una industria con un importante peso en la economía, pero poco eficiente, con baja productividad, altos costos de mano de obra, muchos desperdicios y poco profesionalismo.

Esto parece estar justificado, porque si vamos a los datos reales relevados, nos encontramos con un sector que presenta las siguientes características:

  • El sector de la construcción alcanzó en 2016 USD 5.195.000 (9.1% del PBI).
  • Un 80% de sobrecostos en etapas de diseño y ejecución de obras.
  • Los proyectos se terminan un 20% más tarde de lo planificado. 
  • El 35% de los materiales utilizados para las construcciones se convierten en desechos medioambientales. 
  • Hay poca consideración en los gastos de operación y mantenimiento. 
  • Es un sector fragmentado.
  • La estandarización y la adopción de normas de construcción no son habituales.
  • Escasa preparación del capital humano.
  • 4 veces menos productividad que en países desarrollados.

bim

 

En este gráfico vemos una comparación de la productividad en el sector de la construcción en los diferentes continentes, tomando como base 100 a Estados Unidos.

Analizando estos valores, llegamos a la conclusión de que en Latinoamérica se requieren entre 3 y 4 trabajadores, para producir lo que produce 1 trabajador en Estados Unidos.

La metodología BIM ya está incorporada desde hace años en algunos países desarrollados (Noruega, Finlandia, Estados Unidos, Dinamarca, Japón, Holanda, Reino Unido, etc.) y ha permitido importantes ahorros en los costos finales y en los plazos de ejecución, así como una mayor eficiencia en la gestión y el mantenimiento.

La necesidad de revitalizar la industria de la construcción, de adecuarla a las exigencias de sostenibilidad actuales y de poner en valor su papel económico y social, hacen necesario su salto cualitativo a un entorno digital global, que abarque todo el ciclo de vida del proyecto, y que permita la integración y la colaboración de todos los agentes implicados en el proceso. La metodología tradicional de desarrollo y gestión del proceso constructivo dificulta la incorporación de herramientas eficaces para reducir el grado de incertidumbre de la iniciativa promotora o aumentar la confiabilidad y precisión en el cumplimiento de los objetivos en términos de plazo, costos y calidad.

BIM impulsa la industrialización del sector de la construcción, incorporando metodologías y tecnologías que se han demostrado solventes en otros rubros industriales.

Si apostamos a ese salto cualitativo, tenemos que tener en cuenta que la confiabilidad y la calidad no son un resultado natural. No es algo que aparece solo al final del proceso. Es necesario establecer un protocolo de trabajo para poder hacer un chequeo que asegure un buen resultado. En Estudio ESE contamos con un área de control de calidad, que a través de procesos automatizados usando softwares interoperables, puede validar un producto en tiempos reducidos, garantizando un resultado de calidad y entregado a tiempo.

Usos BIM más significativos

El término “Usos BIM” hace referencia a un sistema de clasificación que establece un lenguaje común para el manejo de la información de los proyectos.

En particular, actualmente los TDR de CND definen 25 usos BIM diferentes (y complementarios).

Si bien todos los usos son importantes, hay algunos que nos parece interesante destacar:

  • Los usos que tienen mayor vinculación a lo que tiene que ver con proyecto ejecutivo y operación (Planificación y Control de obra, y Modelación As-Built).
  • Los referidos al modelado de disciplinas (Diseño de especialidades).
  • También los relacionados a la coordinación virtual y simulación de secuencia constructiva (Planificación de obra y Diseño de sistemas constructivos).
  • Por último, pero también muy importante, el área de validación de normativa. 

Estos son algunos de los usos BIM en los que nuestro estudio está especializado y cuenta con una amplia experiencia, tanto a nivel local como internacional. Todos estos temas y sus áreas relacionadas, son claves para alcanzar la meta principal de nuestro trabajo: maximizar la productividad, la calidad y la eficiencia en la industria. Ese es nuestro camino.

 

La puerta de entrada

Esta metodología es solo la puerta de entrada a un universo nuevo.

Hace algunos meses, un estudio reveló que a nivel global, la industria manufacturera invierte en el área de tecnologías de la información el 3.3% del total de sus costos operativos, mientras que la industria de la construcción invierte el 1.2%.

Seguramente sea por eso que durante los últimos 20 años, la industria manufacturera crece a un ritmo anual del 3.6%, mientras que la construcción alcanza apenas el 1% de crecimiento.

Muchas tecnologías de reciente aparición, y otras que no son tan recientes pero que han experimentado un gran avance, tienen el potencial para hacer que la industria de la construcción cambie, y logre (por fin) crecer de forma exponencial. A continuación citaremos algunas muy relevantes:

 

1 – Scan 2 BIM

Históricamente, la industria de la construcción ha utilizado distintas herramientas de medición para levantamientos topográficos, pero es un proceso lento y complejo. De hecho, este tipo de relevamientos siguen siendo una de las principales razones por las cuales los proyectos demoran más de lo estipulado en concretarse, y se exceden en los presupuestos calculados. El uso de herramientas para generar fotogrametrías, levantamientos georeferenciados y escáneres láser en donde se pueden detectar miles de puntos por segundo,  nos ayudan a relevar topografías que muestran la situación real del terreno. Con esos relevamientos podemos generar modelos 3D del sitio de construcción. Este tipo de tecnologías mejoran la precisión y la calidad de los relevamientos topográficos, incluso en terrenos que podrían ser inaccesibles o peligrosos, al mismo tiempo que nos ayudan a reducir el tiempo y la cantidad de recursos para realizarlo.

El uso de escáneres de nubes de puntos también resulta óptimo para contratistas que necesitan comparar el avance de obra, contra lo estipulado en el programa base. Esto mediante la superposición del modelo BIM con la nube de puntos de la situación actual de la obra. De esta manera se tiene avance de lo ejecutado contra lo planeado de una forma eficiente.

Existen drones que nos permiten hacer de forma rápida y precisa relevamientos de extensas topografías, y también existen otros dispositivos que sirven para hacer relevamientos de menor escala cuando la complejidad lo requiere. Por ejemplo, para relevar salas de máquinas o edificios abandonados en espacios reducidos, pero difíciles de medir con procesos tradicionales no automatizados.

 

2 – Colaboración digital y movilidad

El trabajo colaborativo es clave dentro de la metodología BIM. Es algo tan importante, que se suele decir que sin entorno de colaboración, no hay BIM.

Estudio ESE hoy en día está constituido por más de 25 profesionales, y en ocasiones más de 10 hemos llegado a trabajar en un mismo proyecto en forma simultánea, compartiendo además el proceso con otro equipo de trabajo que está localizado en Toronto.

Para lograr colaborar sin fisuras, es imprescindible tener protocolos y una estructura de trabajo inteligentemente definida, y que además sea clara para todos. El equipo y los procesos de trabajo, son mucho más importantes que el software para que un proyecto transite por sus diferentes etapas de forma óptima.

En el proceso de obra, una buena ejecución está estrechamente relacionada a la rapidez con la cual se puede obtener información del diseño a ejecutar y qué tan rápido se procesan y se accede a las actualizaciones. En obra se necesita acceso instantáneo a los últimos modelos 3D o planos, para poder gestionar el trabajo de los subcontratos.

Actualmente, la dificultad de acceso a la información y el uso de planos impresos que son llevados a obra por el equipo de diseño cada vez que se genera un cambio, provoca que la mayoría de los profesionales de la construcción utilicen procesos manuales u hojas de cálculo en lugar de modelos digitales. A menudo se generan cambios de diseño que no se actualizan a tiempo y en obra se trabaja con planos obsoletos, generando errores.

Cuando los equipos de trabajo confían en métodos basados en papel para notificar problemáticas de obra, el seguimiento de éstas se convierte en un gran desafío. Comprender qué problemas se han resulto y cuáles todavía deben abordarse, es algo difícil de determinar y priorizar. En definitiva, al no lograr estandarizar el proceso, no hay trazabilidad.

Mediante soluciones en la nube, que permiten movilidad y colaboración, es posible asegurar para todo el equipo de trabajo el acceso a los documentos actualizados, así como la posibilidad de marcar o agregar comentarios sobre los documentos.

 

3 – Inteligencia Artificial, Machine Learning, Diseño Generativo

Machine Learning es un tipo de Inteligencia Artificial, que puede darle a una computadora la habilidad de aprender sin ser programada explícitamente. Un software que va a poder aprender cuando reciba nueva información.

En lo que tiene que ver con el diseño de arquitectura, podemos alimentar a ese software con la información de los proyectos del pasado, para crear nuevas alternativas de diseño y evitar los errores que ya hemos cometido.

Podemos alimentar al software con información y datos para que él genere múltiples alternativas de diseño, y las evalúe en función de determinados parámetros. Incluso, a partir de esas evaluaciones, el software podrá evolucionar ese diseño hacia nuevas alternativas, optimizando los resultados.

El software no va a ser quien se encargue de proyectar, pero sí de hacer un análisis profundo, a una velocidad enorme, y nos va a permitir tener una gran cantidad de alternativas y de información, para poder tomar la mejor decisión a la hora de proyectar y definir las características constructivas de un edificio.

 

4 - Internet de las cosas y análisis avanzado de datos

Este punto está muy relacionado con el anterior.
Hoy en día, los sensores son baratos. Los podemos poner en cualquier objeto, en cualquier persona, cualquier equipo, cualquier material. Podemos rastrear y capturar información en tiempo real, como temperatura, ruido, movimiento, etc.

Todos estos sensores ahora están geolocalizados, y podemos conectarlos a modelos BIM en la nube.

Los edificios tendrán el potencial de responder mejor a las necesidades de propietarios y usuarios finales. La experiencia del propietario va a cambiar. Se podrá obtener datos como los niveles de ocupación, los patrones de uso, el rendimiento energético, el consumo de agua. Al tener esta información disponible, los propietarios y socios de proyectos podrán tomar mejores decisiones sobre un edificio y la infraestructura que lo rodea, a fin de reducir el costo del proyecto, aumentar la capacidad existente sin que afecte a la experiencia del usuario final, o bien mejorarla por medio de nuevas prestaciones para maximizar el valor.

La aplicación de análisis avanzado de datos en arquitectura, ingeniería y construcción permite que todos esos datos de cada obra, como el comportamiento del presupuesto, del cronograma, la productividad de la mano de obra y la operación puedan ser recolectados de manera digital para poder empezar a tener información predictiva y práctica para usar en licitaciones, presupuestos y cronogramas.

Es importante destacar, que no solo la recolección de información es importante. El desafío está en procesar la información para llegar a algo significativo, pero está claro que si hacemos un buen uso de la información de la que vamos a disponer, el futuro se ve prometedor.

 

5 – Realidad Extendida (Virtual, Aumentada, Mixta)

Cuando hablamos de realidad extendida para la construcción, estamos hablando de algo que es clave como medio de comunicación, no solamente para los actores involucrados en la misma obra, sino también para los inversores, clientes, y demás personas involucradas en todo el proceso.

Cada vez son menos las personas que aún no han vivido la experiencia de usar un dispositivo de realidad virtual. Al usar uno de estos dispositivos, nos damos cuenta de que ver un espacio (construido o en construcción) usando estos lentes, es completamente diferente a ver ese mismo espacio en una pantalla o impreso en un papel, un banner o una gigantografía. Gracias a estos dispositivos, podemos estar dentro del espacio, experimentarlo como si fuera real, recorrerlo, y lo que es aún mejor: viajar en el tiempo. A través de la realidad virtual, podemos hacer (algo que resulta muy interesante para la industria de la construcción) un viaje al futuro y ver el edificio que aún no está construido, o también podemos hacer un viaje al pasado y ver un edificio que fue demolido o ya no existe.

Podemos hacer una visita de obra para ver todas las instalaciones que debemos coordinar (aire acondicionado, estructura, canalizaciones eléctricas, sanitaria, etc.) mucho antes de que los subcontratos lleguen al lugar a construir. El modelo BIM tiene ya toda esta información creada y georeferenciada. Recorrer el proyecto en realidad virtual es muy diferente a recorrerlo en una pantalla. Hay ejemplos a nivel internacional y también local, en donde el uso de esta tecnología ha permitido tomar decisiones con una mejor visualización de los resultados y una mejor comprensión general del espacio, el proyecto, y sus complejidades asociadas.

También podemos deslocalizar la visita de obra. Con estos dispositivos de realidad virtual y el modelo BIM, un experto que vive en Oslo puede visitar una obra en Montevideo sin moverse de su oficina.

 

Conclusión

Por todo lo que hemos expuesto, y por muchas razones más, podemos decir que BIM es solo el comienzo de los procesos de la digitalización de la construcción.

Hoy hablamos de VDC (Virtual Design and Construction) y estamos en los inicios de este campo, en el que todo lo que hemos hablado en este artículo va a estar incluido (además de muchas otras temáticas), siempre con un enfoque transdisciplinario.

Parece que las condiciones están dadas para lograr ese postergado salto cualitativo, tan esperado, en la industria de la construcción, y promete ser lo mejor para todos.

Este artículo ha sido realizado por el Arq. Gabriel Lambach y editado por el Arq. Sebastián Sanabria.

" ["post_title"]=> string(71) "¿Qué es BIM y cómo está cambiando la industria de la construcción?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(10) "que-es-bim" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-04 13:58:43" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-04 13:58:43" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(33) "http://estudioese.com.uy/?p=1273/" ["menu_order"]=> int(2) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [2]=> array(24) { ["ID"]=> int(1183) ["post_author"]=> string(1) "2" ["post_date"]=> string(19) "2019-10-01 23:53:24" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2019-10-01 23:53:24" ["post_content"]=> string(15764) "[caption id="" align="aligncenter" width="800"] Tercer Encuentro Nacional BIM[/caption]

El pasado 25 de setiembre tuvo lugar en el auditorio Mario Benedetti de la Torre de las Telecomunicaciones, el tercer Encuentro Nacional BIM de Uruguay.

Las palabras de apertura a cargo de Pablo Angelelli (representando al BID), Daniel Vázquez (representando a CCU) y Germán Benítez (representando a CND) destacaron la importancia del proceso y el movimiento que se está dando a nivel de formación empresarial, a través del nexo entre empresas e instituciones educativas potenciado por Uruguay XXI.

La primera de las presentaciones estuvo a cargo de la Ec. Florencia Seré, en representación de BIM Forum Uruguay, y tuvo como objetivo presentar el estado actual de esta entidad que tiene como fin promover y acelerar el proceso de adopción e implementación de la metodología BIM a nivel nacional.

El foco se hizo en los avances de los distintos grupos de trabajo y la coordinación general con los demás actores relevantes del sistema.

El Arq. Maurizio Rodríguez, representando a CND, estuvo mostrando los avances en la gestión de obra pública a través de la incorporación de BIM. Habló de ejemplos que ya se han construido (UTEC en Rivera, fachada de CND y nuevo edificio del BSE), pero también de la voluntad de que BIM esté presente en todos los llamados públicos de todas las escalas, desde las más pequeñas a los futuros proyectos de infraestructura edilicia y civil.

En otro segmento de la charla destacó la importancia de la articulación entre actores públicos y privados para asegurar una mejora en la productividad y la gestión. Históricamente, la productividad en la construcción no ha mejorado al nivel de otras ramas de la industria, y en términos de economía se encuentra estancada. La incorporación de estos nuevos métodos y tecnologías es una oportunidad que debe ser aprovechada, para romper con esta tendencia histórica y lograr un salto productivo y cualitativo.

En el cierre de su alocución, el arquitecto habló también de una serie de proyectos piloto de pequeña escala, que CND va a utilizar para experimentar y realizar métricas a propósito del uso de esta metodología en la práctica.

La siguiente presentación estuvo a cargo de la chilena Gabriela Ward, socia fundadora y directora del grupo de empresas Comgrap.

Con un enfoque muy amplio y abarcativo, Ward reflexionó sobre varios temas que incluyen a la metodología BIM, pero también la trascienden, ilustrando el concepto general con la frase “debemos intentar siempre ver el bosque” contrapuesta a ver “el árbol”, o sea, no cerrarse sobre un tema como si este fuera una caja estanca, sino tener siempre en cuenta las interconexiones con todos los otros temas interrelacionados.

Argumentó que BIM puede ser usado como una herramienta para cerrar la brecha social, llevar adelante servicios a la comunidad y generar más oportunidades, todas necesidades y circunstancias siempre muy presentes en el contexto latinoamericano.

Más adelante hizo una interesante vinculación de BIM con STEM. Este último acrónimo hace referencia a una metodología educativa que se basa en la idea de educar en cuatro disciplinas específicas: ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, en un enfoque interdisciplinario y aplicado. En lugar de enseñar las cuatro disciplinas como materias separadas y discretas, STEM las integra en un paradigma de aprendizaje coherente basado en aplicaciones del mundo real.

Siguiendo en la línea de la educación y las transdisciplinariedad, hizo referencia al trabajo de Singularity University, una institución académica de Silicon Valley que promueve el uso de la tecnología y sus herramientas asociadas para buscar soluciones a los grandes problemas de la humanidad. Más específicamente se refirió a algunos planteos e ideas de Salim Ismail, co-fundador de la antedicha universidad.

Otros conceptos relevantes que fueron abordados durante la charla fueron los de Creative City y Smart City, ambos considerados desafíos para el desarrollo de las ciudades latinoamericanas de cara al futuro.

Ward cuestionó además la forma en cómo se distribuye a nivel global la inversión privada a nivel tecnológico. Una gran parte de esta inversión va para la industria del entretenimiento, mientras solamente una pequeña fracción va para educación y construcción.

Luego fue el turno de Souheil Soubra, el presidente del Grupo de Trabajo BIM de la Unión Europea y director del departamento de Tecnologías de la Información en CSTB.

La presentación se desarrolló como una videoconferencia, ya que Soubra se encontraba en el sur de Francia y no había podido viajar a Montevideo.

En uno de los puntos importantes, coincidió con Maurizio Rodríguez en el tema del estancamiento histórico del nivel de productividad en la industria de la construcción. Agregó además que medir la productividad en esta industria es un proceso complejo y difícil de lograr adecuadamente. Destacó la importancia de enfocarse en lo cualitativo y no tanto en lo cuantitativo. La construcción es una de las actividades humanas que menos han evolucionado, encontrándose a un nivel similar al de la agricultura o la caza.

Dentro de las nuevas tecnologías que nos permiten manejar y visualizar grandes volúmenes de información, Soubra destacó el Big Data, el uso de drones para gestionar información geográfica y la implementación de entornos de simulación y experiencias de Realidad Virtual. En entorno construido no importa solo para la disciplina de la construcción, sino que afecta prácticamente a todas las actividades humanas, y por eso el aprovechamiento de las herramientas tecnológicas más innovadoras puede resultar clave. A través de su plan de implementación, EUBIM apunta a lograr para el año 2025 un ahorro de entre el 15 y el 25% de lo invertido en infraestructura global, para toda Europa. Son números muy significativos para un sector de la industria que mueve enormes cantidades de dinero.

Soubra dijo también que desde EUBIM se busca promover los estándares abiertos dentro de la metodología BIM. Junto con esa apertura, los procesos de innovación, crecimiento económico a nivel de mercados, eficiencia energética, políticas sociales y demás deben apuntar a dar mayor valor al dinero público, logrando un gasto más inteligente y una mayor transparencia. Esa visión es compartida además por todos los líderes BIM de la región.

Otro tema importante dentro de este segmento fue el Strategic Roadmap (la hoja de ruta para usar a futuro) de EUBIM, con objetivos y tareas específicas para el avance del grupo de trabajo.

En un punto técnicamente avanzado para lo que son los estándares locales, Soubra habló sobre la generación de aplicaciones para chequear código automáticamente. Estas aplicaciones, básicamente, pasan el texto de una ordenanza o de un mandato BIM a una herramienta informática, con el objetivo de que recibiendo el input de un modelo BIM la aplicación pueda certificar que los requerimientos se cumplen. Es una especie de servicio de análisis que agiliza y solidifica un punto clave del proceso de diseño y construcción.

Según Soubra, el objetivo final es que BIM deje de ser un “hot topic” (un tema de moda) y pase a ser una “main technology” (una tecnología 100% incorporada dentro de los flujos de trabajo de la disciplina).

Luego del coffee break, fue el turno de Graham Stewart.

El escocés destacó la importancia del Information Manager, como la persona encargada de validar que se cumplen los acuerdos del contrato y que los entregables lleguen en tiempo y forma. Una especie de árbitro o monitor de todo el proceso. En la misma línea, destacó la importancia de los formatos abiertos y en definir estrategias, dentro del Plan de Ejecución BIM, que se enfoquen en qué es necesario para el proyecto y qué es lo que necesita el cliente. Hacer el foco en qué y cómo entregar, además de la definición de los estándares y formatos y el de llevar adelante una validación acordada entre todas las partes, apuntando a disminuir sensiblemente plazos y costos.

Otro punto importante al que se refirió Stewart, y muy relevante además para tener en cuenta a nivel local, fue el de considerar siempre el Facility Management luego de finalizado el proceso de construcción. En esa misma dirección, habló sobre la importancia de definir procesos lo más automatizados posible. Sobre todo cuando es necesario manejar grandes volúmenes de información.

El Arq. Daniel Belandria tuvo su espacio a continuación, en representación de CSI Ingenieros.

Habló sobre la importancia de llegar hasta el 7D (coincidiendo con el orador anterior).

En la presentación mostró algunos ejemplos de molinos de arroz (especialmente uno en Lascano) en donde se utilizó fabricación digital. En el proceso de diseño se estableció un esquema de vínculos y relaciones entre actores y disciplinas, se definieron fases, y toda esa inversión de tiempo al inicio del proceso, terminó traduciéndose en una mejor ejecución y un mejor resultado.

El BIM debe entenderse como un lenguaje común y una cultura que promueve el conocimiento, la apertura y el intercambio.

A continuación, el Ec. Álvaro Ons, la Mag. Cecilia Durán y el Ministro Víctor Rossi hicieron el lanzamiento de la Estrategia Nacional BIM, en representación de Transforma Uruguay.

Se habló de algunos proyectos piloto para poner en marcha a todo el sistema productivo relacionado con la disciplina, de la necesidad de capacitación en el MTOP y de la importancia de optimizar la relación costo / beneficio.

Esta estrategia BIM se enmarca dentro del Sistema Nacional de Transformación Productiva y Competitividad, que busca potenciar (además de otros objetivos más generales) el valor agregado y el contenido tecnológico.

Se crea un Comité Nacional BIM, que aglomera múltiples actores de la órbita pública.

La estrategia principal incluye:

  • Como acciones prioritarias (en el período 2019 – 2020), identificar, realizar y monitorear obras piloto para realizar un análisis costo / beneficio de la metodología.
  • Definir y promover estándares para el uso del BIM, a través de diversas tareas y actividades.
  • Fomentar la capacitación de capital humano en BIM.
  • Asegurar las tecnologías habilitantes, promoviendo los formatos abiertos y asegurando la interoperabilidad.
  • Definir un plan de comunicación BIM.

El Arq. Vladimir Lignelli, representando a Uruframe, fue el siguiente orador.

El equipo de Uruframe viene trabajando desde hace tiempo en investigación y desarrollo en procesos de construcción, usando (entre otras tecnologías) la fabricación digital a través de CNC. El proceso apunta a  la creación de diversos servicios y herramientas relacionados con el steel framing. 

Esta fue la presentación que puso más foco en la práctica, y resultó muy interesante ver no solamente que la empresa desarrolló su propio software y automatizó de manera muy significativa los procesos de construcción, sino que además implementó la metodología BIM sin utilizar las herramientas de software más conocidas y que muchas veces son consideradas imprescindibles.

Haciendo foco en el proceso, en la automatización y en la información que el cliente (y la empresa) necesita, algo indicado como fundamental en algunas de las exposiciones de los participantes extranjeros, Lignelli demostró claramente que lo que importa es la metodología y el manejo de la información, y no la herramienta de software utilizada.

El Ing. Jorge Pazos (representando a CCU) y el Ec. Rafael Loureiro (representando a CND) se encargaron de cerrar el encuentro.

Ambos destacaron la importancia de la articulación entre Transforma Uruguay y BIM Forum para lo que se viene en el futuro próximo del BIM. También la importancia de promover el trabajo colaborativo, lograr más transparencia en los procesos y mejor comunicación con los clientes. Los clientes ahora pueden involucrarse más en los procesos, ayudar a la toma de decisiones y validar los resultados. Con ese escenario, todos los involucrados ganan. Es beneficioso para todos.

A modo de conclusión, podemos decir que llegó el momento de actuar. A nivel internacional, los expositores invitados mostraron claramente que hay mucho camino por recorrer, mucho espacio por explorar, y muchas experiencias que muestran las virtudes de esta metodología, de forma incuestionable. A nivel local, si bien los avances por ahora no se expresan de forma muy contundente en la práctica, está claro que todos los actores están alineados hacia un objetivo común, y hay una clara voluntad política de avanzar. De aquí en adelante, manos a la obra.

Compartimos el enlace a las presentaciones completas de los oradores del tercer Encuentro Nacional BIM: cnd.org.uy/bim/presentaciones

Este artículo ha sido realizado por el Arq. Gabriel Lambach y editado por el Arq. Sebastián Sanabria.

" ["post_title"]=> string(29) "Tercer Encuentro Nacional BIM" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "tercer-encuentro-nacional-bim" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-04 13:58:48" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-04 13:58:48" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(33) "http://estudioese.com.uy/?p=1183/" ["menu_order"]=> int(3) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [3]=> array(24) { ["ID"]=> int(1162) ["post_author"]=> string(1) "2" ["post_date"]=> string(19) "2019-08-23 02:28:07" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2019-08-23 02:28:07" ["post_content"]=> string(5176) "

Luego de cinco años de trabajo intensivo con la metodología BIM a nivel internacional, donde tuvimos la posibilidad de desarrollar más de 2.000.000 m2, en Estudio ESE nos sentimos muy contentos de que se haya avanzado a nivel nacional en la implementación de esta metodología, con la generación de Términos de Referencia BIM, alineándonos de este modo a una tendencia global.

En los primeros días del mes de mayo del presente año, la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) y la Cámara de la Construcción del Uruguay (CCU), con el apoyo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y la participación de CSI Ingenieros, presentaron los Términos de Referencia BIM (TDR). Este documento es un paso importante dentro del camino hacia la implementación de la metodología BIM a nivel nacional. Más aún, sabiendo que estos no son los definitivos y que ambas organizaciones continúan trabajando con expertos en la mejora de estos TDR. Por esto, es muy probable que aspectos mencionados en el presente texto sufran alguna modificación.

De todas formas, decidimos realizar una síntesis de los conceptos principales, de modo de apalancar la difusión y concientizar sobre las tendencias que próximamente se estarán aplicando en nuestro país, y que afectarán directamente a todos los actores involucrados en la industria de la construcción.

Luego de una detallada lectura, una comparativa con otros protocolos BIM y artículos de referencia, podemos concluir que los TDR resultan ser un documento adecuado para la regulación de la interacción entre los diferentes actores que deben hacerse cargo de llevar adelante un proyecto de arquitectura y construcción. Sobre todo, teniendo en cuenta que la implementación de estos procesos todavía se encuentra en etapas tempranas a nivel nacional.

Por el momento, los TDR están enfocados a la etapa del diseño y de la información, pero no tanto a las etapas de construcción, de mantenimiento y operaciones. Es lógico que la estrategia de evolución de desarrollo sea gradual.

Se pone especial atención a la generación de buenas prácticas y hábitos, a partir de referencias internacionales, así como también el uso de formatos y sistemas abiertos.

En el desarrollo de los TDR, hay requerimientos, tareas y potestades que se asignan según el caso, a la entidad mandante y/o a la entidad oferente. Estas tareas son las que se presentan a continuación. 

La entidad oferente debe cumplir con los siguientes requerimientos fijos:
· Definir Plan de Ejecución BIM pre-contrato.
· Definir Plan de Ejecución BIM post-contrato.
· Proponer LOD / LOI (niveles de desarrollo y de información) y acordarlos con el mandante.
· Definir Entorno Común de Datos.
· Acreditar capacidades y experiencias de su equipo.
· Definir reuniones de coordinación.
· Definir equipo de coordinación.
· Control de calidad.
· Requerimientos de buenas prácticas de modelado.
· Requerimientos de buenas prácticas de coordinación.
· Requerimientos de información de activos.
· Definir reglas de interferencia.
· Definir plataformas de software.
· Definir formatos de intercambio y requerimientos.
· Planificación y estructuración de la información.


La entidad mandante debe cumplir con los siguientes requerimientos variables:
· Establecer nombre de proyecto.
· Establecer tipo de proyecto.
· Definir etapas.
· Definir tipo de contrato.
· Definir la superficie total.
· Proporcionar la ubicación.
· Definir la complejidad del proyecto.
· Definir las características especiales del proyecto (si las tuviera).
· Declarar si existe o no anteproyecto BIM y si se pretende o no crear un modelo BIM.
· Definir usos BIM.
· Establecer un plan de entrega de información.
· Proporcionar la información para el Entorno Común de Datos.
· Definir requerimientos y experiencia para el equipo del oferente.
· Definir los entregables.
· Modificar roles en el equipo de coordinación del oferente.
· Definir equipos de especialidades (si corresponde).


Además, el mandante tiene las siguientes potestades (según sus necesidades): puede eliminar usos BIM, modificar roles en el equipo de coordinación, modificar requerimientos de información de activos, modificar plataformas de software, modificar reglas de interferencia.


A modo de conclusión, celebramos el establecimiento de los TDR y el diálogo que se está estableciendo para que todo el ecosistema de arquitectura, diseño y construcción pueda crecer a través de la metodología BIM y sus importantes virtudes. Afortunadamente, el horizonte se ve prometedor.

 

Este artículo ha sido realizado por el Arq. Gabriel Lambach y editado por el Arq. Sebastián Sanabria.

 

 

 

 

 

 

" ["post_title"]=> string(63) "Términos de Referencia BIM para Uruguay - Síntesis preliminar" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(35) "terminos-de-referencia-bim-sintesis" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2020-03-04 13:58:53" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2020-03-04 13:58:53" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(33) "http://estudioese.com.uy/?p=1162/" ["menu_order"]=> int(4) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } }